Gracias a todas vuestras preguntas que  llegan por email,  facebook y boca-oreja, hoy dedicamos esta entrada para responder públicamente a 3 de las preguntas más frecuentes sobre usos y aplicaciones de la manteca de karité.  Si a una persona le ha surgido la duda sobre cómo usarla en determinada zona local, creo que también hay más personas con la misma duda, así que, vamos a despejarlas 🙂

1. Usada como mascarilla, “¿no deja el pelo grasiento?”

Hay dos maneras de aplicar la manteca en el cabello:

  • Con el cabello seco y peinado. Con ayuda de la espátula, coges  manteca (del tamaño de una nuez), la colocas en la palma de la mano y con ayuda de la otra mano se frotan unos segundos hasta que la manteca se derrite y se vuelve aceitosa. Coge un mechón de pelo y  aplícala  de arriba abajo con cuidado de no  introducir los dedos en el cuero cabelludo. Para melenas largas, es preferible hacerlo de la mitad de su longitud hacia las puntas. Se repite esta misma acción en todo el cabello. Al finalizar, puedes envolver la cabeza en una toalla seca o dejarla al aire. ¿Cuánto tiempo hay que dejarla actuar?  Eso ya depende de tí y tu agenda.  Evidentemente, cuantas más horas esté la manteca en el pelo, más efecto hace. Según los testimonios, hay quien se pone la mascarilla antes de acostarse  sin toalla y la deja actuar durante toda la noche ( es incolora, inholora y no deja manchas en las sábanas).  También hay quienes se la ponen 3 ó 4 horas sabiendo que estarán en casa haciendo otras actividades y no saldrán a la calle. En ambos casos, lavar el cabello con tu champú habitual. Si una vez que está seco el pelo, notas que se queda algo “apelmazado” puede ser porque, o has usado mucha manteca por mechón o has utilizado poco champú para lavarlo. No te preocupes, es cuestión de práctica esto de las cantidades. Lo más importante es que te estás dedicando tiempo a tí  a la vez que estás nutriendo e hidratando tu cabello.
  • Con el cabello recién lavado y húmedo. Con la espátula  esta vez coges la cantidad correspondiente a una habichuela, frotas ambas manos y la aplicas sólo en las puntas (cabellos lisos) o en toda la cabeza bocabajo (cabellos rizados). Con esta acción previenes las puntas abiertas y los rizos se quedan más definidos y compactos.

2. “Tengo la piel mixta y creo que si la uso en la cara, me saldrán granitos”

De las cientos de mujeres que también usan la manteca pura como crema facial, sólo hemos recibido 7 testimonios en las que le salían granitos después de usar la crema. Claro que esto puede pasar ya que no es una crema universalmente milagrosa, pero para  esto también se aplica la ley “ensayo-error”, si te va bien continúa, sino, prueba otra cosa. Los beneficios que puedes obtener si la pruebas y no te salen granitos son mucho  mayores que el mero hecho de aplicarla una vez y que no te convenza.  Esta manteca (que no aceite), no tapa ni obstruye los poros, sino que se va introduciendo  en la piel de forma osmótica, es decir, regulando el equilibrio de componentes que la dermis y epidermis necesitan (aceites grasos esenciales, vitaminas,ect).  Debido a que promueve la formación de colágeno natural, el resultado más común es la disminución de las líneas de expresión del rostro, una piel suave, tersa e iluminada.  La cantidad a utilizar es tan pequeña como un garbanzo, lo extiendes primero en ambas manos y luego en toda la cara. Yo recomiendo hacerlo justo antes de acostarse para que vaya actuando durante la noche. ¡Acuérdate de dejar el tarro en la mesita de noche!

3. “Con el frío me salen sabañones en las manos. ¿Me la puedo untar aunque tenga la piel algo despellejada?”

Gracias a sus componentes:  ácido esteárico, oleico, linolénico, linoleico y un conjunto de vitaminas A, D, E y F, además de todos sus ácidos grasos esenciales  la manteca se funde con nuestra biología para reparar la piel dañada. Al ser un producto 100% puro y natural, la puedes usar tantas veces al día como tu manos necesiten hasta que haya una mejoría visible. Luego puedes continuar con la manteca una vez al día para prevenir la aparición de más sabañones.

 

Cada 15 días se irán respondiendo y publicando las preguntas más frecuentes acerca de los usos y aplicaciones de la manteca de karite. ¿ Tienes alguna duda o deseas conocer más al detalle alguna aplicación? Déjame tu pregunta o comentario aquí debajo y  no te quedes con la incertidumbre  🙂 . Si crees que esta información le puede venir bien a alguien, tampoco dudes en compartírsela.

Por Cristina Padilla

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies